La nueva Commander es una custom de excelente manufactura y exquisito acabado que complacerá a los más exigentes amantes del diseño retro.

Su chasis, al igual que otros modelos de la marca, es del tipo doble cuna tubular en acero con basculante doble brazo en el mismo material. Las suspensiones son Showa con una horquilla delantera invertida, gruesas barras de 47 mm y amortiguadores traseros dobles con amplio margen de ajustes. Esta gran moto pesa 348 kg y tiene una distancia entre ejes de 1 665 mm. El colosal motor de 2 cilindros paralelos verticales tiene árboles en cabeza con 8 válvulas y alimentación electrónica que entrega su máxima potencia de 96 CV a las 5 400 rpm con un altísimo torque de 151 Nm a solo 3 550 rpm, por lo que su fuerza de trepada es descomunal, y además permite andar en cuarta  a velocidades inferiores a 50 km/h. La frenada está garantizada por sistema ABS con discos dobles de 310 mm delante y la misma medida detrás.

Triumph hace hincapié en la comodidad de la nueva Thunderbird Commander con un amplio y mullido asiento para dos a una altura de 700 mm, grandes manillares y reposa pies ajustables, retrovisores cromados y un cuadrante de instrumentos muy completo. La fábrica ofrece, además, parabrisas y maletas diseñados especialmente para este nuevo y gran modelo de 1 699 cc.