Pareciera que no, pero la cuarta generación del SEAT Ibiza lleva rodando casi una década, por lo que la marca española ha decidido renovar su modelo más importante conservando el espíritu joven, funcional, deportivo y confortable que lo ha caracterizado siempre.

De ese modo, aunque apuesta por un diseño continuista y fuertemente inspirado en el León, (casi) todo en el Ibiza 2018 es nuevo y brillante, cargado con la tecnología más reciente, un dinamismo increíble y un sensacional aumento de espacio y confort interior.

Está construido en la nueva plataforma modular MQB A0 del Grupo Volkswagen y ha sido, de hecho, el modelo encargado de estrenar dicha arquitectura, con la que consigue adelgazar casi 200 kg —en dependencia de la versión—  a la vez que gana un 20 % de rigidez estructural.

Entretanto, también registra una generosa expansión del habitáculo, al pegar un estirón de 9 cm en su distancia entre ejes con respecto al modelo anterior, ofreciendo un mayor espacio para piernas, sobre todo en la fila de asientos traseros, con un maletero que confiere ahora un volumen de carga de 355 L.

Disponible con cuatro niveles de equipamiento –Reference, Style, Xcellence y FR– la variante de acceso cuenta con cuatro frenos de disco, volante multifunción y luces de conducción diurna, mientras la versión Xcellence apuesta por el lujo, con iluminación ambiental, sistema de infoentretenimiento Full Link con pantalla de 8 pulgadas, llave inteligente y faros de LED.

El FR a su vez aporta una suspensión deportiva, cargador inalámbrico para smartphone y sistema de sonido Beats, a lo que bien se puede añadir una oferta mecánica que consta de cuatro motores de gasolina –1.0 de 75, 95 y 115 CV y 1.5 de 150 CV–, tres en diésel –1.6 TDI de 80, 95 y 115 CV– y un propulsor híbrido impulsado por Gas Natural Comprimido (GNC) y gasolina 1.0 TGI de 90 CV.

A fin de cuentas, con cuatro generaciones y más de 5.4 millones de unidades vendidas a sus espaldas, el Ibiza 2018 busca ante todo seguir haciéndolo también como sus antecesores.

2018 SEAT Ibiza: Another Seductive Spanish Model

The fourth generation of SEAT Ibiza has been rolling for almost a decade. That’s the reason why the Spanish brand has decided to remake its flagship model, thus preserving its characteristic young, functional, sportive and comfortable spirit.

Although it has bet on a continuist design, strongly inspired by León, (almost) every element in the 2018 Ibiza is new and brilliant, with plenty of cutting-edge technology, incredible dynamism and enhanced inner space and comfort. It has been built on Volkswagen’s new modular MQB A0 platform. In fact, this model has been the first one to include that architecture, so it losses almost 200 kg —depending on the version— and wins 20 percent of structural stiffness. When all is said and done, with four generations and over 5.4 million units sold, Ibiza 2018 does its best to honor its predecessors.