José Carlos de Santiago

Un aniversario es la fecha en que se cumple un número de años exacto desde un suceso importante o el inicio de un proyecto común.
Los cumpleaños nacen dentro del dominio de la magia y la religión. Se creía que los espíritus malignos eran atraídos hacia las personas que cumplían años y, para protegerlos del mal, los amigos y familiares acompañaban a la persona ese día, hacían una fi esta, lo felicitaban, le deseaban buenos pensamientos y le daban regalos.

Cumplir 20 años no ha sido un reto; tan solo ha sido seguir nuestros instintos de comunicadores y tener una idea clara.
Iberoamérica y el Caribe fueron nuestra inspiración. Muchos amigos y compañeros nos ayudaron a alcanzar nuestros objetivos, uno de los mejores regalos que podíamos soñar.
Ya en el año 1983, hice mi primer viaje a la República Dominicana. Ahí comencé a conocer estos pueblos tan ricos, diversos y divertidos. En 1992 viajé a Cuba y a partir de ese momento fui conociendo poco a poco los países del Caribe. Pero fue en el año 1997 cuando se despertó el ansia de comunicar a los demás aquellas excelencias que yo había podido conocer.
La diversidad fue el elemento que más me conmovió. Al conocer Cuba con más intensidad y encontrándose esta en una situación económica y social muy compleja, nos decidimos a mostrar al mundo aquellas bellezas y lugares que más nos habían impresionado, mezclando el turismo y la cultura.
Presentamos nuestra revista en el lugar más emblemático del Gran Caribe, donde las diferentes expresiones artísticas fl uyen: Santiago de Cuba, 3 de Julio de 1997, en el Festival del Caribe, la Fiesta del Fuego, la alegría de un nuevo proyecto nos invadió. Desde entonces hasta hoy, todos los años hemos asistido a este evento.

Dicen en España que “es de bien nacidos el ser agradecidos”.
Por tanto, debemos agradecer siempre a las autoridades de Cuba, al MINTUR, al grupo Cubanacan, al Grupo Palco, y a un sinfín de personas e instituciones que nos han ayudado a crecer y desarrollarnos.
Hoy, con 35 publicaciones digitales y en papel, vamos alcanzando los objetivos previstos.